BASES DE LA HIDRÁULICA – Principio de Pascal

Los sistemas hidráulicos transfieren potencia enviando un fluido hidráulico, desde un recipiente cerrado, mediante un desplazamiento variable a otro recipiente cerrado. Esta sección explica la “presión” como la base de la potencia hidráulica. Se la explica de acuerdo con el principio de Pascal. También los “caudales” y la “potencia hidráulica” se explican por el cálculo de “fuerzas” y “velocidades” de un cilindro hidráulico.

Principio de Pascal

De acuerdo con este principio, un fluido estático en un recipiente cerrado tiene las siguientes características:

(1) La presión trabaja en un plano en ángulo recto

(2) La presión se transmite igual en todas direcciones.

(3) La presión aplicada en un punto de un fluido,

se transmite en todo el líquido con el mismo valor.

La presión P se expresa con la siguiente fórmula como fuerza por unidad de superficie.

P=F/A

P {Pa (kg/cm2)}: Presión

F {N (Kg)}: Fuerza aplicada

A {m2 (cm ²)}: Área de aplicación

La Fig. 1.5 muestra un multiplicador de fuerza basado en el Principio de Pascal. El multiplicador de fuerza es un recipiente cerrado con pistones móviles situados en ambos extremos. La presión es igual en todo el recipiente, entonces se deriva la fórmula P=F1/A1=F2/A2, de lo que resulta F2=F1xA2/A1. La fuerza sobre el área de la sección mayor F2 se multiplica por la relación con el área de la sección menor donde se aplica la fuerza F1. Los subíndices 1 y 2 indican respectivamente las áreas mayores y menores de los pistones. La distancia recorrida por el pistón es proporcional a la inversa de la relación de la sección transversal (A1/A2): por lo tanto el pistón con mayor sección transversal recorre una distancia menor. El recorrido por unidad de tiempo o el producto de la velocidad por el área transversal es el caudal.

Fig. 1.5 Multiplicador de la fuerza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *